El pasado 1 de enero entró en vigor un nuevo Decreto en Hungría que establecía la obligación de registrar las licencias electrónicas. La medida sigue en vigor, pero las autoridades han realizado algunas modificaciones que entraran en vigor el próximo jueves 4 de febrero de 2021.

¿A quién afecta esta medida?

Antes del 4 de febrero de 2021, debían realizar el registro electrónico de forma obligada aquellos que realizaran una operación de transporte internacional de mercancías con vehículos de una MMA superior a 3,5 toneladas con origen o destino Hungría, así como aquellos que realizaran operaciones de cabotaje.

Asimismo, a partir de mañana día 4 de febrero de 2021 esta medida sólo se aplicará a aquellos que realicen operaciones de cabotaje en Hungría. Es decir, no deberán realizar el registro aquellos que realicen operaciones internacionales de mercancías con origen o destino Hungría, pero si será obligado en caso de dicha operación incluya operaciones de cabotaje.

Con este reciente cambio, las autoridades húngaras han decidido establecer un periodo de adaptación al cambio normativo, siendo ésta efectiva en términos absolutos a partir del 15 de febrero de 2021.

El registro electrónico deberá efectuarse a través del siguiente enlace:

https://bireg.gov.hu/bireg/#/account/login

¿Qué conlleva el incumplimiento del registro?

Las autoridades húngaras informaron de que no interpondrían sanciones antes del 1 de febrero, sino que durante las inspecciones efectuadas en carretera comprobarían los datos registrados o en caso de no haber efectuado el registro, los agentes proporcionarían información acerca de cómo realizarlo, informando en todo momento de las consecuencias de incumplir la obligación así como resolviendo todas las dudas que podían surgir.

No obstante, este período de adaptación se ha ampliado 15 días más con la reciente modificación, y será a partir del 15 de febrero cuando las autoridades empezarán a interponer sanciones ante el incumplimiento del registro establecido o la incorrección o falta de datos. La tipificación de la sanción ante estos casos es la misma que la infracción por realizar transporte sin licencia o infracciones derivadas del uso de una licencia de transporte inadecuada, que asciende a una cuantía económica de 800.000 florines húngaros que equivalen a unos 2.238 euros y afectan tanto a conductor como a empresa.